La Trona, un tramo mítico

16/05/2019

A lo largo de los años, la Pujada a La Trona ha sufrido diversas interrupciones en su celebración y cambios de organizador que no han permitido que la carrera disfrutara de una vida larga y prolongada a lo largo de los años. La primera edición tuvo lugar en 1977 de la mano de la entidad que la creó, Motor Club Vall del Ges, que la organizó durante seis años consecutivos, de 1977 a 1982, cesando sus actividades a continuación.

Hubo que esperar 17 años, hasta 1999, para que esta subida regresara al primer plano deportivo al ser rescatada por Escuderia Voltregà, que se responsabilizó de su organización y la mantuvo en el calendario durante siete ediciones, hasta 2006, con una pausa intermedia de un año (2003) debido a un conflicto con la federación de la época.

Finalmente y tras una nueva pausa de 2 años, la Pujada a La Trona fue organizada por Escuderia Osona en una única edición, 2009, la última hasta el momento disputada. Excepto en su primera edición, la carrera ha puntuado siempre para el Campeonato de Catalunya de Montaña y en 2005 lo fue para el Campeonato de España de la especialidad. Alguna de sus ediciones también han puntuado para el nacional de karts de 250cc y para el campeonato de Andorra de automovilismo.

La famosa paella de La Trona, con su espectacular mirador, es posiblemente la curva reina de la subida, aunque no es la más difícil ni el único ángulo de este tipo que se puede encontrar en el trazado. La Trona contiene otros virajes similares, en su mayoría cerrados o con poca visibilidad, con una estrechez muy característica en todo su desarrollo y generalmente con fuertes frenadas y mucha exigencia en cuanto a la trazada. En competición, La Trona ha sido el escenario de no pocos incidentes que han cambiado el desenlace de las carreras de forma inesperada.

Por el asfalto de la BV-4608 han rodado las mejores máquinas de cada época, pilotadas por los más prestigiosos pilotos del momento, entre ellos el pluricampeón Juan Fernández, que venció la edición de 1981 con Lola-BMW, y “Jean Claude”, que se impuso en la edición de 1980 al propio Fernández, pilotando asimismo un Lola-BMW. En 1982 ganó contra pronóstico Carlos Arenzana (Lola-BMW), imponiéndose también a Juan Fernández.

Además de estos importantes nombres, el podio de La Trona también ha visto a pilotos del carisma de Andrés Vilariño, Claudi Caba, Pietro Raddi, Gerard de la Casa, Santi Marcenaro, Alfonso Tórmez y un largo etcétera. Además, La Trona es famosa por ser el escenario de multitud de tramos de rally, primordialmente del Ral·li Osona pero también en su día del Rally Catalunya del Campeonato del Mundo, entre otras carreras.

Palmarés de la Pujada a La Trona
1977  Alfonso Tórmez         Martini Mk12/F-1800
1978  Alfonso Tórmez         Martini Mk12/F-1800
1979  José María Fernández     Porsche 911 Carrera RS
1980  “Jean Claude”           Lola T298-BMW
1981  Juan Fernández        Lola T296-BMW
1982  Carlos Arenzana        Lola T298-BMW
1999  Gerard de la Casa     Osella PA9-BMW
2000  Jordi Enjuanes          Van Diemen RF95 2.0/F-Renault
2001  Jordi Enjuanes          Van Diemen RF95 2.0/F-Renault
2002  Jordi Enjuanes          Van Diemen RF95 2.0/F-Renault
2004  Josep Maria Guitart    Speed Car GT10
2005  Gorka Apalantza       BRC CM02
2006  Jordi Grinyó Speed Car GT 1000
2009  Carles Mestres      Speed Car GT-R