Ferran y Fernando Monje, un sólido dúo

24/05/2018

En la historia del deporte, son muchas las personas que han podido compartir su afición con el apoyo de sus familias, y es que no hay nada más importante y satisfactorio que hacer lo que te apasiona y además ver en la grada a tu gente animando y apoyando. Pero, ¿No sería más gratificante aún poder desarrollar esa disciplina haciendo un dúo padre e hijo?

El automovilismo español es un claro ejemplo de esto, y muchos campeonatos, trofeos, “challenges” pruebas nacionales e internacionales y un largo etc han sido testigos de ello.

Afortunadamente, esta temporada 2018 del CER-GT está cargada de novedades y sorpresas y una ellas es la participación de Ferrán Monje y su hijo Fernando Monje Vicario, quienes harán dúo durante todo el campeonato a los mandos de un Cupra TCR DSG preparado por PCR Sport.

Un excelente palmarés los respalda. Por parte de Ferrán, son más de 30 años en este deporte compitiendo en diferentes modalidades, habiendo sido ganador de las 24H de Montmeló, las 24H de Dubai, victorias y podios en el Campeonato de España de GT, Copa Porsche, GSeries de Andorra entre otros.

La carrera de Fernando es claramente más corta que la de su padre, pero más intensa si cabe y en completo auge, pues este chico de tan solo 25 años cuenta en su haber con victorias internacionales en el International GT Open, en el ETCC, poles en Spa, podios en TCR International Series y participaciones en el Mundial de Turismos (WTCC), sin olvidar todos sus logros nacionales desde que inició su paso por el automovilismo en kartings a los 12 años.

Los pasados 19-20 de mayo lograron un tercer lugar en el podio en la primera carrera de la categoría para la que compiten, se les vio luchar arduamente contra sus rivales sobre el trazado y demostraron que juntos darán muchísima guerra esta temporada demostrando lo competitivos que son.

 

  1. ¿Qué se siente volver al CER y hacer tándem padre e hijo?

Ferran: Es magnífico disfrutar de mi pasión por el motor sport con mi hijo, con el que comparto la misma afición y en un equipo como PCR donde, después de tantos años con ellos, me siento como en familia”

Fernando: Recuerdo de niño acompañar a mi padre a las carreras y siempre tuve claro que quería ser piloto. Poder hacer equipo con mi padre me llena de satisfacción”

 

  1. TCR, una categoría en auge que cada vez se presenta más competida y en la que ya tienen experiencia, ¿Cómo se preparan para enfrentarse a tanta competencia por delante?

 Ferran: El CER es un campeonato modélico porque compagina un nivel muy alto, tanto en coches como en pilotos, con una gran camaradería. La preparación se basa en una buena forma física pues el nivel del campeonato es muy exigente”

Fernando: He estado un par de años alejado de las carreras para finalizar mis estudios y este campeonato me permite ponerme a punto con un gran coche y un gran equipo. Corremos en circuitos que conozco perfectamente y donde espero obtener buenos resultados. La competencia es altísima por el gran nivel de los pilotos que participan y eso me obliga a hacer una buena preparación física”

 

  1. ¿Qué expectativas se presentan de cara a esta temporada?

Ferran: Después de 10 años sin hacer un campeonato completo, espero sobre todo divertirme y es un aliciente hacerlo con mi hijo. Es un buen compañero, aunque me lo pone difícil”

Fernando: En Valencia no empezamos bien, me golpearon cuando iba segundo y no pudimos continuar. Pero soy optimista porque tengo muy buenas sensaciones con el coche y con el equipo”